GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

¡Una profecía increíble que se realizó!

4 diciembre
– Portugal: Inmaculada de Sameiro

Resultado de imagen para el sueño de Nabucodonosor,

La segunda profecía del tiempo de Adviento se encuentra en el último libro del Antiguo Testamento, el de Daniel.

El libro narra en el capítulo 2, el sueño de Nabucodonosor, en el cual el rey ve una roca que destroza una gran estatua hecha de oro, plata, bronce, hierro y arcilla. El rey permanece inquieto hasta que Daniel le da la justa interpretación: “Después de ti surgirá otro reino inferior a ti, y luego aparecerá un tercer reino que será de bronce (…). Habrá un cuarto reino (…) En tiempos de esos reyes, el Dios del cielo suscitará un reino que nunca será destruido y cuya realeza no pasará a otro pueblo: él aniquilará todos esos reinos, y él mismo sobrevivirá para siempre (…)” (Dan 2,39-45)

Después de Nabucodonosor vinieron los persas, después los griegos con Alejandro, después los romanos, que con el hierro redujeron en pedazos a sus adversarios, antes de que en el siglo I, Israel no se dividiera entre el hierro de Roma y la arcilla de Herodes.

La venida de la humilde Virgen María, abre el reino mesiánico que “jamás será destruido y que subsistirá eternamente” escribe Blaise Pascal considerando la profecía del guijarro que se convirtió en montaña: “Ha sido predicho que Jesucristo sería pequeño en su inicio y que luego crecería”.

lafoichretienne.com


Lea más :
Gn 3,9-20 : La descendance de la Femme triomphera du mal



Dios te salve, Maria, llena eres de gracia,
el Señor es contigo, bendita tú eres entre todas las mujeres
y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios,
ruega por nosotros, pecadores,
ahora y en la hora de nuestra muerte.
Amen.
loading...

Seguidores

Recibe por correo esta pagina